Artrosis de Rodilla

¿Que es la Artrosis de Rodilla?

La artrosis (también conocida como osteoartritis) es una de las formas más antiguas y comunes de la artritis. La artrosis es una enfermedad crónica caracterizada por la desintegración del cartílago de las articulaciones. El cartílago es la parte de la articulación que amortigua los extremos de los huesos y permite el fácil movimiento de las articulaciones. La desintegración del cartílago hace que los huesos se rocen entre sí, provocando rigidez, dolor y pérdida del movimiento en la articulación.

La artrosis es conocida por muchos nombres diferentes; por ejemplo, como enfermedad degenerativa de las articulaciones, osteoartrosis, artritis hipertrófica y artritis degenerativa. Su médico puede optar por utilizar uno de estos términos para describir mejor lo que está sucediendo en su cuerpo, pero para nuestros propósitos, nos referiremos a todos estos como la artrosis.

En la actualidad, se estima que 27 millones de estadounidenses viven con artrosis. A pesar de la longevidad y la frecuencia de la enfermedad, la causa aún no es completamente conocida y no existe una cura. De hecho, muchos factores pueden jugar un papel en si o no usted sufrirá la artrosis, incluyendo la edad, la obesidad, lesiones o la genética. Su artrosis podría ser causada por uno o por una combinación de cualquiera de estos factores.

Hay varias etapas de la artrosis:

  • El cartílago pierde elasticidad y se daña más fácilmente por una lesión o por el uso.
  • El desgaste del cartílago ocasiona cambios en el hueso subyacente. El hueso se ensancha y pueden aparecer quistes en el cartílago. Crecimientos óseos, llamados osteofitos o espolones, se desarrollan cerca del extremo del hueso de la articulación afectada.
  • Algunos pedazos de hueso o cartílago flotan libremente en el espacio de la articulación.
  • El revestimiento de la articulación, la membrana sinovial, se inflama debido a la rotura del cartílago causando citoquinas (proteínas de la inflamación) y enzimas que dañan el cartílago aún más.

Los cambios en el cartílago y los huesos de la articulación pueden provocar dolor, rigidez y limitaciones en el uso del miembro. El deterioro del cartílago puede:

  • Afectar la forma y la composición de la articulación por lo que no funcionará sin problemas. Esto puede significar que usted cojee cuando camine o que tenga problemas para subir y bajar escaleras.
  • Causar que fragmentos de hueso y cartílago floten en el líquido de las articulaciones, causando irritación y dolor.
  • Causar que espolones óseos, llamados osteofitos, se desarrollen cerca de los extremos de los huesos.

Para más información sobre la Artrosis de Rodilla, lea los siguientes artículos:

 

© 2011. Todos los derechos reservados | http://www.artrosisderodilla.net